El LIF se expande

Guillermo Cleti, Director del Laboratorio Industrial Farmacéutico, cuenta detalles del proyecto de ampliación y los próximos desarrollos en biotecnología.

El Laboratorio Industrial Farmacéutico tiene 65 años de historia. Nació en 1947 como una iniciativa para elaborador medicamentos y así abastecer a las Farmacias Hospitalarias. Eran los tiempos en que Dr. Ramón Carrillo era Secretario de Salud de la Nación, rango que se elevaría a Ministerio recién en 1949, y donde el estado tenía un rol central para brindar salud a la población.

Ese mismo espíritu, del estado como actor principal en el acceso a la salud, es el que mantiene el laboratorio público provincial, uno de los más grandes de argentina. Y de expresar esa idea se encarga Guillermo Cleti, uno de sus directores del LIF desde 2008.

Cleti recibe a Web de Salud en las oficinas que el Ministerio de Salud provincial tiene en la ciudad de Rosario. “Nuestro espejo es Brasil – dice cuando se le pregunta el concepto que enmarca al LIF – un referente a nivel mundial en producción pública de medicamentos. Farmanginho – de Río de Janeiro – es uno de los laboratorios que nosotros siempre estamos mirando”.

En noviembre se realizó el IV Congreso de Salud Pública de la Provincia de Santa Fe y allí vino el Ministro de Salud de Brasil, Arthur Chioro. En esa visita se dejó abierta la posibilidad de elaborar convenios con este laboratorio para compartir conocimiento, tecnología o colaboración en la producción de medicamentos.
“Nuestro objetivo no es ser un calco de ese modelo, sino aprovechar la experiencia de ellos no sólo en producción de medicamentos sino también en su participación en el sistema de salud” cuenta Cleti, uno de los directores del LIF.

Una de las iniciativas del LIF en el último tiempo fue la compra unificada de medicamentos para distintos hospitales. De esa forma se unifican las marcas y pueden conseguirse precios más bajos.

La producción pública de medicamentos no podría ser la única solución para la población, ya que el estado no puede producir todos los medicamentos, sino que es una herramienta más. Por ejemplo permite tener una participación en el mercado, para regular los precios.

– ¿A qué se debe la ampliación del LIF?

– Por un lado el crecimiento de la demanda de la población hace que haya un crecimiento en el volumen y en la cantidad de rubros que el laboratorio va incorporando. Por otro lado, está la cuestión edilicia. el LIF está instalado en un lugar que anteriormente fue un liceo militar, un espacio que no fue diseñado para tal, entonces la idea de la nueva planta nos posibilita pensar en un nuevo LIF donde cualquier posibilidad futura de expansión sea más programada y planificada, según la estructura nueva.

Actualmente el LIF produce alrededor de 100 millones de comprimidos al año y se estima que con la nueva planta, que ocupará 5000m2, llegará a los 400 millones de comprimidos/año. La obra costará 140 millones de pesos; el 80 por ciento será financiado con un crédito de Nación Fideicomisos y el 20 por ciento restante será aportado por el gobierno provincial.

Investigación y Desarrollo

“Además accedimos a un crédito de el Ministerio de Salud y el de Ciencia de la Nación para construir un área de Investigación y Desarrollo para generar cuatro medicamentos para la atención de la tuberculosis. En dos o tres meses se va a llamar a licitación para la obra edilicia de ese sector que se va a construir en el edificio actual. Ahí vamos a hacer también investigación de sólidos y de Control bioquímico. Tres proyectos en total que se desarrollan en asociación con la Universidad Nacional del Litoral” explica Cleti.

Biotecnología

El LIF está dando sus primeros pasos en lo que será la industria farmacéutica del Siglo XXI, la biotecnología. Guillermo Cleti cuenta que “firmamos un convenio con la empresa CELTEC, incubada en el parque tecnológico de la UNL, que produce principios activos biotecnológicos y surgió la iniciativa de trabajar en conjunto para, en principio, distribuir algunas de las especialidades de esta empresa en la parte pública, con un precio bajo. Es una suerte de licenciación” cuenta el director de LIF. “La idea es que a futuro podamos tener desarrollos con ellos o nuestra propia formulación Marca LIF”.


No hay comentarios

Añadir más