Avances en la vacuna contra el VIH

Investigadores norteamericanos desarrollaron una sustancia que protegió del contagio de VIH a macacos durante un período de al menos ocho meses. El director del estudio señaló que los resultados podrían abrir la puerta a una vacuna para humanos.

Una sustancia desarrollada por un equipo de investigación norteamericano demostró ser eficaz contra el VIH durante varios meses, en la experimentación realizada con monos; un resultado que podría abrir la puerta al tratamiento de efecto prolongado contra el virus en seres humanos, de acuerdo con el artículo publicado en la revista especializada Nature. “Hemos desarrollado un inhibidor muy poderoso y de espectro muy amplio que actúa sobre el VIH-1”, que es la principal variedad del virus presente en el mundo, explicó el inmunólogo Michel Farzan, uno de los directores del estudio que involucró más de una docena de institutos de investigación.

El compuesto desarrollado es el resultado de varios años de investigación llevado adelante, principalmente, por el Scripps Research Institute, un centro de investigación sin ánimo de lucro con sede en Florida y financiado por el instituto público de investigación especializado en enfermedades infecciosas de Estados Unidos (Niaid). La sustancia, denominada eCD4-Ig, ofrece una “muy, muy fuerte protección” contra el VIH, explicó Farzan, basándose en un experimento realizado con monos y descrito en la revista científica británica Nature.

“El estudio demuestra que la droga bloquea la presencia de cada cepa VIH-1, VIH-2 y SIV (virus de inmunodeficiencia en simios) que fue aislada de humanos o de macacos rhesus, incluyendo las variantes más difíciles de detener. También protege contra dosis de virus mucho mayores de las que ocurren en la mayoría de los casos de transmisión humana y lo hace durante al menos ocho meses luego de haber sido administrada”, informó en un comunicado el Scripps Research Institute. “Nuestro compuesto es el más amplio y más potente inhibidor de entrada descripto hasta ahora”, dijo Farzan. “A diferencia de los anticuerpos, que fallan en neutralizar una gran fracción de cepas VIH-1, nuestra proteína ha sido efectiva contra todas las cepas testeadas, lo que alienta la posibilidad de que pueda ofrecer una vacuna efectiva contra el VIH”, agregó.

Los resultados publicados en Nature muestran una protección eficaz durante al menos 34 semanas, aun en presencia de dosis de SIV cuatro veces superiores a las que fueron suficientes para infectar a los macacos testigos.

El estudio será presentado durante la gran conferencia anual sobre retrovirus e infecciones oportunistas (CROI), que se realizará en Seattle entre el 23 y el 26 de febrero. “Demostraremos que estos macacos siguen estando protegidos contra dosis de 8 a 16 veces superiores a la dosis infecciosa, más de un año después de su tratamiento”, adelantó Farzan, quien advirtió que “necesitamos hacer nuevos estudios tanto en los macacos como en los humanos”, antes de realizar ensayos de la droga a gran escala.

Desde 1981, unos 78 millones de personas se infectaron con el virus de inmunodeficiencia que destruye las células del sistema inmunitario y deja el cuerpo expuesto a tuberculosis, neumonía y otras enfermedades oportunistas. Treinta y nueve millones de personas murieron.

Fuente: Página/12


No hay comentarios

Añadir más