Impresiones 3D económicas

Alumnos de la Universidad de la Matanza desarrollaron una impresora tridimensional de bajo costo.

La impresión 3D está revolucionando la matriz productiva de muchos sectores públicos y privados, desde industriales y pequeñas empresas hasta laboratorios y centros de investigación. En ese sentido, un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de La Matanza desarrolló la impresora 3D más económica del mercado nacional. El proyecto se desprende de la carrera Ingeniería en Informática, donde los estudiantes del último año debieron volcar todos los contenidos metodológicos y prácticos que aprendieron a lo largo de la carrera.

“Al principio se nos ocurrió diseñar una impresora 3D que se utilizase para pastelería, pero después nos dimos cuenta que ninguno sabía de cocina”, contó Cristián Castro, uno de los cuatro integrantes del proyecto. “Por ello, buscamos otras alternativas y como vimos que el plástico era más factible, por el hecho de ser más fácil de manejar y menos costoso, decidimos que sea su materia prima”.

Por lo general, el material de las impresoras varía según la finalidad del producto: desde óxido de titanio, para diseñar huesos, hasta porcelana, madera e incluso zumo de frutas. En este caso, los ingenieros incursionaron con plástico PLA, ya que, al ser utilizados mayormente en la fabricación de botellas PET, es más flexible y menos contaminante.

Hoy en día, una impresora 3D convencional cuesta alrededor de 20 mil pesos, dependiendo la marca y el comercio. La impresora de los futuros ingenieros costó 4 mil pesos, entre cableado USB, resistencias, plástico, diseño de software y carcasa.

Fuente: Agencia CTyS


Hay 1 comentario

Añadir más
  1. Hosting

    Pero hay tambiйn usuarios domйsticos que han encontrado aplicaciones muy concretas para los que el precio puede ser un factor determinante. El uso de impresoras 3D entre los aficionados a los juegos de miniaturas, por ejemplo, estб creciendo, aunque las impresiones todavнa no ofrecen el nivel de detalle que puede lograrse en miniaturas de plomo realizadas con moldes artesanales. Las impresoras 3D tambiйn estбn empezando a llegar a las aulas de algunos centros educativos, donde el presupuesto en materiales suele ser muy ajustado.


Publicar un nuevo comentario