La OMS declaró a la Argentina país libre de malaria

La certificación la obtuvo también Argelia, luego de que el organismo corroborara que no se detectaron casos en esos territorios en los últimos años.

En el marco de la Asamblea General, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que la Argentina certificó la eliminación de la malaria en su territorio luego de un proceso evaluativo en el que logró demostrar la ausencia de casos autóctonos desde 2011; la presencia de un sistema de vigilancia robusto que garantiza la detección precoz de los casos importados; el diagnóstico y el tratamiento oportuno; y la implementación de la vigilancia y el control vectorial de los mosquitos del género Anopheles.

El anuncio se realizó en el curso de la actual asamblea mundial, que se celebra hasta el próximo 29 en Ginebra, y convierte a la Argentina en el segundo país de Latinoamérica que consigue esta certificación en 45 años, después de que Paraguay lo lograra en junio del año pasado.

En el mismo acto, Argelia, que también obtuvo la certificación, es el primer país del África continental que consigue erradicar esta enfermedad, también conocida como paludismo y que en todo el mundo afecta a más de 200 millones de personas cada año y produce unas 400 mil muertes, un 60 % de ellas en niños menores de cinco años.

La OMS exige al menos tres años sin casos locales de malaria para declarar a un territorio libre de la enfermedad
El último brote registrado en el país fue en la provincia de Misiones en 2007. En 2010 tuvieron lugar los últimos casos autóctonos en Salta por Plasmodium vivax, una de las especies de parásitos que causan la malaria. Luego sólo se presentaron casos importados.

Durante 2018, hubo 23 casos confirmados. De estos, 19 fueron diagnosticados, notificados y tratados en Buenos Aires y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el resto fueron en Mendoza (2), Santa Fe (1) y Córdoba (1). En cuanto a la procedencia de los casos, se observó que 65%, es decir, 15 procedieron de Venezuela, tres de Nigeria, dos de Perú, uno de Tanzania, uno de Camerún y uno de Mozambique.

En ambos países “la malaria tiene siglos de historia, y la batalla contra la enfermedad ha sido dura”, señaló la OMS en un comunicado, donde recalcó que la mejora de los mecanismos de control, diagnóstico y tratamiento en la última década ha sido clave en ambos casos.

La Malaria

Es una enfermedad parasitaria que involucra fiebres altas, escalofríos, síntomas seudogripales y anemia. Es causada por un parásito que se transmite a los humanos a través de la picadura de mosquitos anofeles infectados. Los primeros síntomas se presentan por lo general de 10 días a 4 semanas después de la infección, aunque pueden aparecer incluso a los 8 días o hasta un año después de esta. Los síntomas ocurren en ciclos de 48 a 72 horas.

 

Fuente: Infobae


No hay comentarios

Añadir más