¿Qué es la Espina Bífida? Prevención, causas y posibles tratamientos.

Según el Registro Nacional de Anomalías Congénitas la prevalencia de la espina bífida en Argentina es de 5,7 por 10.000 nacimientos.

espina-bifida

La espina bífida es una malformación congénita en la que el tubo neural, un canal delgado que conforma el cerebro y la médula espinal, no termina de cerrarse correctamente. Esto sucede entre la tercera y cuarta semana del embarazo.

Cuando el bebé tiene espina bífida, considerada dentro del grupo de los defectos del tubo neural, algunas vértebras quedan abiertas en la región posterior, lo que permite la salida de las meninges (membranas que cubren la médula espinal). A esta condición se la denomina meningocele, pero si por esta abertura salen las meninges con la médula espinal (sistema nervioso central), se la llama mielomeningocele.

Cuando quedan abiertas las vértebras, pero los componentes del canal no salen, la condición es espina bífida oculta, sin consecuencias graves para la salud. La espina bífida puede afectar a tres de los principales sistemas del organismo: el sistema nervioso central, el aparato locomotor y el sistema genitourinario. 

¿Cómo se puede prevenir la espina bífida?

Está demostrado que la ingesta de ácido fólico, en cantidades adecuadas, disminuye en más de un 70 % las probabilidades de que el bebé tenga espina bífida, además de prevenir otras malformaciones.

¿Qué es el ácido fólico?

Es una vitamina del grupo B especialmente importante durante el desarrollo del bebé porque contribuye a prevenir malformaciones congénitas, como la espina bífida, ya que es esencial para la producción y el mantenimiento de las células nuevas.

¿Cuándo hay que tomar ácido fólico?

La mujer debe ingerir ácido fólico desde 3 meses antes de la concepción hasta el 3er mes de embarazo.

¿Cuál es la dosis recomendada de ácido fólico?

Las recomendaciones internacionales indican 0,4mg/día para aquellas mujeres sin antecedentes de malformaciones congénitas, y 4 mg/día para aquellas con factores de riesgo. Sin embargo, el médico indicará cuál será la dosis recomendada en cada caso.

¿Cuáles son las causas?

Es una malformación congénita de origen multicausal, por eso se desconoce la razón exacta. Existe una predisposición genética e influyen diferentes factores ambientales, como la falta de ácido fólico antes de la concepción o la alteración del metabolismo por la acción de ciertos fármacos.

¿Tiene tratamiento?

No existe un tratamiento definitivo para la espina bífida, aunque sí existen abordajes que contribuyen a minimizar las consecuencias y complicaciones y a mejorar la calidad de vida. El primer paso en un bebé con espina bífida es el cierre quirúrgico del defecto. En el caso de que exista hidrocefalia, se deberá operar al bebé para colocar una válvula de derivación que drene el líquido.

Tanto la estimulación temprana como el abordaje interdisciplinario, a cargo de los equipos especializados, son esenciales desde muy temprana edad. La atención, la rehabilitación y el seguimiento de cada bebé, niño, niña, joven y adulto serán diferentes en cada caso ya que no todos requieren los mismos tratamientos.

Fuente: APEBI


No hay comentarios

Añadir más