Nuevo tratamiento para cáncer de mama metastásico permite la administración oral continua

El laboratorio norteamericano Eli Lilly presentó un nuevo tratamiento de administración oral inhibe el crecimiento del tumor con un perfil de toxicidad diferente.

El tratamiento para el cáncer de mama metastásico de Eli Lilly fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en marzo de este año y ya se encuentra dentro de las opciones terapéuticas para el cáncer de mama metastásico con receptores hormonales positivos (RH+) y receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano negativo (HER2).

“Los estudios clínicos llevados a cabo demuestran que este nuevo tratamiento, ayuda a reducir significativamente el tamaño del tumor, y mejora tanto la Sobrevida Libre de Progresión como la Sobrevida Global de la persona diagnosticada con este tipo de patología”, destacó la doctora Melisa Fischman, Médica Oncóloga y asesora médica en oncología para Eli Lilly Argentina.

“El nuevo tratamiento de Lilly de administración oral, inhibe el crecimiento del tumor, con un perfil de toxicidad diferente a otras drogas con similar mecanismo de acción. Esto también permitirá retrasar el uso de recursos hospitalarios o clínicos, como lo es la quimioterapia, cuyos efectos adversos son mayores”, subrayó la especialista.

Enfermedad en Argentina en números

En Argentina, según las estimaciones de incidencia del Observatorio Global de Cáncer de la OMS de 2018, el cáncer de mama es el de mayor magnitud en cuanto a ocurrencia para 2018, con un volumen de más de 21.000 casos al año. El cáncer de mama representa el 17% de todos los tumores malignos y casi un tercio de los cánceres femeninos. Si bien la mortalidad por cáncer de mama en Argentina viene disminuyendo de manera sostenida y estadísticamente significativa desde 1996, sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en mujeres argentinas, ocasionando 5.800 fallecimientos al año, por lo que existe una necesidad de continuar con la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos.

Todo tratamiento oncológico debe ser prescripto por el médico tratante quien es el que mejor conoce la situación de cada paciente y las opciones de tratamiento adecuadas para cada contexto.

Fuente: Prensa


No hay comentarios

Añadir más