OMS: más del 5% de la población mundial es sorda y 1 de cada 10 personas lo serán en 2050

446 millones de personas tiene una pérdida auditiva incapacitante y 1 de cada 10 lo tendrá en 2050 según la Organización Mundial de la Salud. Cada 3 de marzo se celebra el Día Internacional de la Audición.

problemas_audicion_bebe

La pérdida auditiva discapacitante se refiere a la pérdida auditiva mayor de 40 decibeles (dB) en el mejor oído auditivo en adultos y una pérdida auditiva mayor de 30 dB en el caso de niños. La mayoría de las personas que padecen este problema viven en países de bajos y medianos ingresos.

La pérdida de audición puede estar causada por factores genéticos hereditarios y no hereditarios o por ciertas complicaciones durante el embarazo y el parto, que incluyen rubéola materna, sífilis u otras infecciones durante el embarazo; bajo peso al nacer; asfixia de nacimiento (falta de oxígeno en el momento del nacimiento); uso inapropiado de medicamentos particulares durante el embarazo e ictericia grave en el período neonatal, que puede dañar el nervio auditivo en un recién nacido.

Asimismo, también se puede producir por causas adquiridas como, por ejemplo, enfermedades infecciosas que incluyen meningitis, sarampión y paperas; infecciones crónicas del oído; acumulación de líquido en el oído (otitis media); uso de ciertos medicamentos, como los utilizados en el tratamiento de infecciones neonatales, malaria, tuberculosis farmacorresistente y cánceres; lesión en la cabeza o el oído; y ruido excesivo, incluido el ruido laboral como el de maquinaria y explosiones.

No obstante, también se puede deber a una exposición recreativa a sonidos fuertes como el del uso de dispositivos de audio personales a grandes volúmenes y por períodos prolongados de tiempo y asistencia regular a conciertos, clubes nocturnos, bares y eventos deportivos; al envejecimiento debido a la degeneración de las células sensoriales; y a la presencia de cera o cuerpos extraños que bloquean el canal auditivo.

En este sentido, la OMS ha comentado que, en el caso de los niños con pérdida auditiva no tratada suele producirse un retraso en el desarrollo del lenguaje y, por ende, problemas en el rendimiento académico. Además, y a nivel general, la exclusión de la comunicación puede tener un impacto significativo en la vida social, causando sentimientos de soledad, aislamiento y frustración, particularmente entre las personas mayores con pérdida auditiva.

Ahora bien, la OMS ha informado de que, a nivel general, la mitad de los casos de pérdida auditiva se pueden prevenir con medidas de salud pública. Y es que, por ejemplo, en niños menores de 15 años, el 60 por ciento de la pérdida auditiva es atribuible a causas prevenibles como infecciones como paperas, sarampión, rubéola, meningitis, infecciones por citomegalovirus y otitis media crónica (31%); complicaciones en el momento del nacimiento, como asfixia al nacer, bajo peso al nacer, prematuridad e ictericia (17%); o uso de medicamentos ototóxicos en mujeres embarazadas y bebés (4%).

Fuente: Europapress


No hay comentarios

Añadir más