La vacuna contra la pandemia

Dr. Ricardo Nidd

Profesor Adjunto Medicina Preventiva y Social
Fac. Cs. M茅dicas- UNR

Dice el cuento que el pueblo se inundaba y el cura resist铆a en la iglesia. Todos evacuaban sus casas llevando consigo lo indispensable. Pero el cura no se iba.

Cuando m谩s de un metro de agua cubr铆a la parroquia, lo vinieron a buscar con un bote los vecinos. 隆Vamos Padre! 脡l se resist铆a advirtiendo que aguardaba una se帽al divina. El agua sigui贸 trepando y el municipio mand贸 a buscarlo con la lancha p煤blica. 隆De ninguna manera! sostuvo, aguardando las instrucciones del Se帽or.

Debi贸 subir al campanario para permanecer con vida, porque la riada segu铆a subiendo. El ej茅rcito lo fue a rescatar con un helic贸ptero鈥βo, se帽or!, aqu铆 me quedar茅 esperando lo que Dios disponga.

Finalmente, el cura se ahog贸.

Al llegar al cielo, le reclam贸 a Dios: 鈥βe帽or, me abandonaste!聽 驴隆驴Yo?!! , se indign贸 Dios鈥i te envi茅 primero el bote, despu茅s la lancha y finalmente el helic贸ptero!

La pandemia de coronavirus que asola al planeta solo sorprendi贸 a quien no quiso ver.

Las advertencias del mundo cient铆fico y los movimientos ambientalistas fueron minimizadas y hasta ridiculizadas
premeditadamente por los voceros del establishment global y hasta por bienintencionados estadistas distra铆dos en lo urgente.

La l贸gica funcional del capitalismo devel贸 su peor faceta: no es solo una cuesti贸n econ贸mica, sino un ciclo de autorreproducci贸n expandida y constante, con el consumo indiscriminado como principio 茅tico irrenunciable. Es decir, un modo de vida (o de muerte).

La infinitud del universo colision贸 con la finitud de los recursos naturales.

El sistema mundo rompi贸 el inestable equilibrio entre naturaleza y sociedad, a partir de la acci贸n humana.

En el 煤ltimo n煤mero de la Revista Soberan铆a Sanitaria (mayo 2020), Mario R贸vere nos explica c贸mo act煤a el modelo
econ贸mico social vigente sobre los ecosistemas, justificando la mutaci贸n viral.

Cuando los procesos de urbanizaci贸n y extracci贸n avanzan sobre nichos 鈥渧铆rgenes鈥, sin considerar los m铆nimos recaudos, de manera atroz se verifican transformaciones como respuesta adaptativa que casi nunca favorecen a la especie humana.

En este sentido, las teor铆as conspiranoicas (virus de dise帽o con fines b茅licos) son casi linealmente funcionales al intento de velar una realidad incontrastable: la incompatibilidad entre la vida humana y un modelo de producci贸n/consumo autofagocitario.

La pandemia, entonces, nos interpela como destino. La vacuna (隆cautela con las expectativas!), en el mejor de los
casos constituir谩 una respuesta inmediata (y siempre desigual) a la crisis sanitaria emergente, no al verdadero desaf铆o de la salud como derecho.


No hay comentarios

A帽adir m谩s